Días atrás, el Intendente Fernando Almada mantuvo una reunión con referentes de la Asociación de Trabajadores Municipales de El Trébol.

El motivo del encuentro fue evaluar en conjunto la incorporación a planta permanente de un determinado grupo de personas que viene prestando servicios en el municipio desde hace ya algún tiempo.

“Nosotros habitualmente tenemos reuniones y encuentros con los representantes gremiales de nuestros empleados, porque hace a la dinámica del trabajo y a acordar determinadas acciones. Realmente, debemos destacar siempre la predisposición de ellos, quienes por supuesto defienden como corresponde los intereses de sus representados, los empleados municipales, pero siempre también tienen como premisa lograr el mejor funcionamiento municipal, de cara al servicio que se presta a la ciudadanía”, comenzó detallando el máximo exponente del Ejecutivo.

“Somos una de las pocas municipalidades que a nivel provincial ha conformado y mantiene regularmente el ‘Comité de Seguridad e Higiene’, en el cual se analizan y se debaten las condiciones de trabajo del personal y se adoptan medidas que tienden fundamentalmente a preservar la salud y a tener condiciones de seguridad adecuadas en los distintos ámbitos laborales. Y puntualmente, en esta última ocasión, hemos evaluado la incorporación a planta permanente de un determinado grupo de personas que viene prestando servicios en el municipio desde hace ya algún tiempo, cumpliendo determinadas funciones en diferentes ámbitos, ya sean administrativos, de servicios o de mantenimiento, entre otros. Todos los años hacemos el mismo procedimiento: Nos reunimos con la gente del gremio, evaluamos el desempeño de cada uno de estos empleados y vemos las posibilidades municipales, en función de mantener el equilibrio que hemos llevado adelante a lo largo de todos estos años”, agregó.

La realidad del municipio

“Muchas veces por ahí se habla y se menciona livianamente, sin tener ninguna referencia o información fidedigna. Actualmente y con la incorporación de personal a planta permanente que hemos hecho en este mes de junio, tenemos alrededor de 140 empleados de planta permanente. Cuando nosotros ingresamos en el año 2005, había 146. Es decir, en este momento de planta permanente tenemos menos, considerando que, como mínimo, la actividad municipal se ha duplicado desde aquel momento hasta ahora, con nuevos y mejores servicios para la comunidad, con nuevos ámbitos y nuevos espacios, que por supuesto demandan de la atención de gente”, puntualizó el mandatario.

“Es un equilibrio que nosotros mantenemos, que ha implicado que durante todo este tiempo ingrese gente nueva, pero paralelamente se ha ido jubilando muchísima gente, lamentablemente hemos tenido alguno que ha fallecido y también gente que se ha retirado por otros motivos. Sólo este año, por ejemplo, vamos a estar terminando con entre ocho y diez personas que se jubilan, después de haber cumplido todo un ciclo de trabajo dentro del municipio y obviamente que va a haber personas que se van a estar incorporando y reemplazando”, remarcó Fernando.

“Hay que tener en cuenta ese detalle porque es fundamental. Y todo eso también hace al equilibro económico financiero del municipio. Nosotros siempre mantenemos, desde lo que se presupuesta para la ejecución durante todo el año, entre un 42 y un 47 por ciento. Esa ha sido la fluctuación que han tenido los recursos que se destinan a gastos o inversión en personal, en sueldos y en todo lo que es el funcionamiento cotidiano del municipio. Es un tema para destacar y fundamentalmente el trabajo que hacemos en conjunto con los representantes gremiales en esta materia”, finalizó.