Luego de la primera jornada de las vacaciones de invierno, el arte de los chicos traspasó las paredes, literalmente y esto, disparó la idea de pintar los pasillos y darle aún más vida y color al Centro Integrador Comunitario.

La idea surgió de una inquietud de profesora del Taller Luz y color Viviana Masso y su esposo Daniel Rubiolo, y se trasladó a las alumnas, quienes de inmediato pusieron manos a la obra.

De esta manera, a partir de ahora, los pasillos del CIC lucirán más alegres, transmitiendo desde lo edilicio esa frescura y calidad, que habitualmente sucede en las distintas actividades.