El Trébol volvió a colmar la Plaza San Martín en los festejos patronales. A pesar del clima, y de que el sol asomó muy poco, los ciudadanos se dieron cita en el lugar y disfrutaron de las innumerables propuestas.

En la mañana del jueves, frente a la iglesia San Lorenzo Mártir, el párroco Marcelo Blanch llevó adelante la bendición de vehículos institucionales y particulares, y luego, la caravana por las calles de la ciudad. Más tarde, y desde el monumento de los  “Niños por la paz”, se realizó la procesión que dio lugar a la misa.

Al mismo tiempo, pasado el mediodía, los diferentes espacios de expresión, arte, deportivos y de entretenimiento, comenzaron a tomar forma preparándose para recibir a la comunidad, que poco a poco fue llegando con el mate.

Paseos

El paseo de artesanos y microemprendedores fue otro de los éxitos de la jornada, ya que las personas recorrieron y se deleitaron con las artesanías y objetos expuestos.

De igual manera, pero sobre calle San Lorenzo, se expuso por segundo año consecutivo la “Expo Muni”, en donde se mostraron todos los trabajos de los cursos, talleres y capacitaciones que se llevan adelante en el Centro Integrador Comunitario, en el NAC/Punto Digital, en la Oficina de Empleo, en el Centro Cultural Cervantes y en el PEAM Municipal.

Además, sobre calle Emilia Bertolé, Osvaldo “Oslo” Lombardo mostró su colección de trabajos e inventos.

Espectáculos

Además de los juegos alrededor de la plaza central, en el escenario del anfiteatro, se hizo presente un show infantil que estuvo a cargo del grupo de teatro “El galpón” de San Jorge.

Posteriormente, se presentaron Raúl Herrera y “Valenchu” que con todos los clásicos de la movida tropical santafesina, le puso ritmo a la tarde.

Por otro lado, frente a la “calesita”, los alumnos de la Escuela de Música Municipal presentaron un lindo show para los más chicos.

Elías Rampello y su banda “Cerebro Mágico” fue el show central de la tarde y quienes dieron cierre a los festejos. Con canciones propias y covers del rock nacional y del pop, conquistaron al público local.

Fue otra gran propuesta popular pensada para que todas las personas de El Trébol puedan disfrutar y sin lugar a dudas, para que los más chicos, pudieran jugar y divertirse en su día.