Con la llegada de la temporada estival y las lluvias, el césped en la ciudad se vuelve uno de los temas centrales.

A diferencia de la temporada invernal, el pasto crece rápidamente y por este motivo, el esfuerzo que se debe hacer en servicios públicos es mayor.

El secretario de Obras, Servicios Públicos y Gestión Ambiental, Gilberto Bonelli, dijo que se está trabajando arduamente para llegar a todos los puntos del radio urbano.

“Se está trabajando intensamente. En algunos sectores lo tenemos más controlado que en otros. Este es un trabajo que se hace durante todo el año, por momentos más intenso y en otros es temporario”, comenzó explicando.

“En este momento, estamos readecuando el corte. Hasta hace unos 15 días estaba bastante controlado y con las últimas lluvias se complicó un poco más, pero, en líneas generales, estamos trabajando en toda la ciudad”, añadió.

“Está zonificada la ciudad, es decir que en todos los sectores se está cortando. Por eso decimos que en general estamos bien y en algunos sectores nos estamos readecuando”, continuó el funcionario.

Inconvenientes con las lluvias

“Cuando llueve se trabaja mucho menos. Menor cantidad de horas y con menos ritmo. Además, cuando llueve, no se hacen horas extraordinarias, fundamentalmente porque no rinden”, especificó.

“Esto genera un doble perjuicio, ya que por un lado no se corta y por otro lado, crece muchísimo más rápido. Pero estamos reacomodándonos de la manera en que podemos”, finalizó Bonelli.