Hoy 2 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial del Asma, siendo esta ocasión importante para informar y crear conciencia sobre esta enfermedad crónica, con el fin de mejorar el cuidado de quienes la padecen.

La médica clínica del Centro Integrador Comunitario, María Fernanda Recanatesi, habló al respecto del Asma, sobre los cuidados y prevenciones.

“El Asma se caracteriza por la inflamación crónica de las vías aéreas pero reversibles. Esa inflamación se desencadena por distintas razones, ya que cada persona tiene un alérgeno, que es una partícula que le  produce una  bronquiobstrupción”, comenzó indicando la profesional de la salud quien continuó: “Ante esta situación el bronqueo se inflama, se estrecha la luz, se contrae el músculo liso, se cierra y no pasa el aire”.

“Contrariamente a lo que se cree, no es que no entra el aire sino que le cuesta salir. Una persona hace fuerza, el aire entra pero no lo puede largar, entonces, a la siguiente inspiración el pulmón ya está lleno de aire y eso dificulta la respiración”, profundizó.

Como atacar la enfermedad

“Esto se revierte con medicación. En algunos caso de un tratamiento agudo del episodio de broncoespasmos o para el que tiene un diagnostico crónico con las medicaciones específicas, siempre recetadas por un médico”, explicó Recanatessi.

Prevención

A l ahora de prevenir la enfermedad o los episodios frecuentes, la médica indicó: “La forma de prevenir es difícil porque hay una cuestión de predisposición genética y también ambiental. De todas manera, hay que evitar el humo del cigarrillo inclusive en caso pasivo y ni si quiera se recomienda que el fumador activo lo haga afuera ya que la ropa queda impregnada con los contaminantes. El frio también puede causas una respuesta que el bronco se cierre”.

Recomendaciones

“El asmático crónico ya sabe lo que tiene que hacer pero siempre es recomendable hacerse una espirometria, que la realiza el neumonólogo, para saber en qué estado están los pulmones y sus funciones”, remarcó.

“También es importante resaltar que los asmáticos se tienen que vacunar cada año contra la gripe, ya que tienen mayor riesgo ya que puede tener una neumonía y eso desencadenar mayores complicaciones, inclusive la muerte”, afirmó Recanatesi.

Datos estadísticos de la enfermedad

En la Argentina se estima que cada año mueren 400 personas a causa de esta afección, cuya prevalencia estimada en niños y adolescentes llega a 15%, según el Estudio Internacional de Asma y Alergias en la Niñez (ISAAC) fase III. En adultos, la prevalencia estimada es del 6%, según el trabajo realizado y presentado en 2015 por el Ministerio de Salud de la Nación, la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), el instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “E. Coni” y la AAAeIC en el “Estudio de Prevalencia de Asma en personas de 20 a 44 años”.