El Centro Cultural Cervantes es otro de los espacios que ofrece día a día un sin fin de propuestas para chicos y grandes.

La Escuela de Música, clases de Canto y Comedia Musical, el Coro Polifónico y la Escuela Deportiva son sólo algunas de las actividades que le dan vida al lugar.

Jorge Meynet, Director de Desarrollo Cultural, habló del momento por el que atraviesa el Cervantes, de las oportunidades y también de los proyectos para los próximos meses.

“Gracias a Dios, el Cervantes tiene vida y yo creo que ese debe haber sido el objetivo hace cien y pico de años de los que lo empezaron a hacer. Hoy, constantemente son alrededor de 300, 400 chicos que pasan en el transcurso de la semana con distintas actividades que tienen que ver con la música, el teatro, la comedia musical, la Escuela Deportiva, el gabinete psicopedagógico y el Coro. Es decir, son muchas las actividades nuestras, pero también el hecho de que el Cervantes esté siempre listo y preparado, gracias al gran trabajo de limpieza y mantenimiento que se realiza, impecable y con las luces encendidas, hace de que la gente que pasa a veces por la calle te diga: ‘puedo pasar a ver el Cervantes’ o ‘me dijeron que está muy lindo’. Hay gente que todavía no lo vino a visitar y aprovecho la oportunidad para decirles que hace ya unos meses que el Cervantes cambió su decoración y está muy bueno”, comenzó explicando.

Nuevo proyecto

“Estamos armando un grupo de personas a las que les gusta el teatro. No se si para empezar ya a trabajar como actividad con el teatro, pero sí para ver porque nos están ofreciendo distintas obras de distintos lugares. Tiene que ver con la sala también, porque la sala gusta. Entonces, se está formando un grupo de personas que conocen de teatro, para orientarnos a ver que tipo de obra traemos”, remarcó.

La planta alta del Cervantes

Meynet se refirió además a lo que ocurre en la parte de arriba del salón, donde se encuentran el Auditorio y la Sala “Don Quijote”.

“Tiene un funcionamiento increíble. Con la Sala ‘Don Quijote’, teníamos un poco de temor, pero no, es constante la llegada de gente que quiere pasar a leer, a buscar un libro o hacer reuniones. Y en lo que tiene que ver con el auditorio, tenemos una deuda pendiente que es el Cine. Vamos a ver si a partir de julio, inclusive en vacaciones, estaremos de nuevo embalados con esa propuesta para toda la comunidad”, especificó.

La Escuela de Música

Antes del cierre, Jorge hizo hincapié en una de las propuestas que sin dudas tiene una mayor relevancia que las demás, principalmente por la concurrencia de alumnos, que es la Escuela de Música “Carlos Guastavino”.

“Con su corta y no tan corta vida, realmente ha marcado, por ejemplo, que un alumno como Emiliano Boasso ya haga su primer concierto como solista. También, se ha conformado la Orquesta de Ensamble que es la que está ya hace tres años, pero además se han formado grupos de cuerdas y ahora están tratando de armar un grupo de Jazz. Además, junto con Comedia Musical, con el Coro y con el grupo de viene a Canto, se está preparando todo un trabajo que tiene que ver con los cuentos de María Elena Walsh. Calculamos que para octubre o noviembre se va a estar presentando esta obra, de la que participarán los tres grupos y me parece que va a estar muy pero muy linda, porque va a tener mucho colorido, música en vivo, con nuestros propios músicos y actuación en vivo, con nuestros propios actores. Y por último, se está proyectando también para hacer el segundo Encuentro de Bandas”, se explayó.

“Estamos contentos porque hace años atrás se estaban perdiendo los músicos en El Trébol. No teníamos más músicos. Y hoy podemos decir que la Escuela de Música fue el disparador para que vengan chicos a música aquí o se dediquen nuevamente a la música. Vemos la cantidad de bandas de rock, cumbia, cuarteto y solistas que hay. La posibilidad también de que, a través de la Escuela de Música y de Canto, vengan cantantes que ya están sobre escenarios a perfeccionarse y por otro lado, de que chicos que tal vez les gusta, pero no se animan, puedan desinhibirse y romper un poco ese miedo. Me parece que se está haciendo un trabajo muy pero muy interesante”, finalizó.