Un nuevo curso de capacitación en la Oficina de Empleo local llegó a su fin.

Se trata del curso de Costura, que estuvo a cargo de la tallerista Yanina López, con una duración de tres meses y con una muy buena concurrencia.

Pero éste no fue uno más, ya que tuvo un objetivo 100% solidario y a beneficio de establecimientos educativos de la ciudad.

Por una idea que surgió de las propias alumnas, se confeccionó una gran cantidad de ropa para niños, que fue donada al Centro de Acción Familiar y a la Escuela Passo.

“Las chicas trabajaron durante tres meses. En el primer mes, se dio todo lo que es aprendizaje y teoría y luego cada una de ellas se hizo su chaquetilla. Después, para los dos meses restantes, surgió de parte de ellas la idea de hacer ropa para donar. Yo le comuniqué a ‘Lore’ (Rivero) que es la Directora para solventar los insumos e inmediatamente me dijo que sí. Así fue que les dimos las telas y durante dos meses trabajaron realizando ropa para entregar en el CAF y en la Escuela Passo”, manifestó Gisela Tissera.

Este tipo de acciones reconfortan y dan fuerzas para seguir y crear nuevas propuestas. “La verdad que muy contentos. Uno se siente realizado por el hecho de hacer esta obra de bien y solidaria”, expresó la Coordinadora de los cursos.

Para cerrar, hizo hincapié en la importancia que tiene el hecho de conformar un buen grupo de trabajo y el resultado que ello brinda: “Se trabajó en un sólo curso, con un sólo grupo, con un muy buen número. Siempre, en lo que son las capacitaciones, es importante destacar que se arman buenos grupos. Y se trabaja, no sólo en la enseñanza y el aprendizaje, sino también en los valores como ser la amistad, el escuchar al otro, el respeto y la confianza. Eso es para destacarlo”.