El acoso escolar  o bullying se ha convertido en un problema grave en la sociedad mundial y está presente en todas las esferas y en todos los ámbitos escolares, deportivos o recreativos. Tan amplio es su alcance como sus consecuencias, lamentablemente en aumento, muchas veces trágicas.

Ya no se trata de una cuestión sólo de los ámbitos en donde ocurren, su solución necesita de un trabajo mancomunado, permanente y profundo. Es por eso que desde el Gobierno local, se ha realizado una ardua labor en esta cuestión durante todo el año.

Con una modalidad taller, se trabajó desde la Dirección de Juventud y Participación Ciudadana tanto en escuelas secundarias como en primarias, realizándose más de 30 encuentros.

“A principio de año, en el mes de mayo, pensamos en un proyecto para comenzar a trabajar sobre el acoso escolar, sobre todo porque era una de las necesidades que nos marcaban los mismos jóvenes, siendo una problemática por la cual ellos se sienten atravesados”, comenzó señalando la directora Jesica Ledesma.

“Éste fue el tema del año, cada vez más demandado y profundizado, teniendo un papel protagónico desde junio a diciembre. Sin dudas se ampliaron nuestras expectativas”, añadió con felicidad por la aceptación del proyecto.

Al mismo tiempo, la funcionaria destacó el trabajo de todo el equipo de la Dirección de Juventud y Participación Ciudadana, de las profesionales a cargo de los talleres -Victoria Bonelli y Marianela Demichele- y en especial, de los establecimientos educativos que se mostraron predispuestos y abrieron sus puertas para llevar adelante la propuesta. “Cuando nos acercamos con el proyecto nos dijeron que sí y me parece que esto es tan importante como el acompañamiento docente”, sostuvo la referente de la juventud local.

“Pudimos hablar de la problemática, debatir y desde las instituciones educativas, se siguió discutiendo la cuestión más allá de los talleres”, finalizó Jesica Ledesma.