Durante toda esta semana los alumnos de la Escuela de Música Municipal darán audiciones mostrando lo aprendido y todo el arte que día a día incorporan.

Una de esas presentaciones, que se realizará en la tarde noche del jueves, estará a cargo de Cristián Biolatto profesor multi-instrumentista de la materia “Lenguaje musical”, que abarca todos los géneros tanto cuerda, viento y percusión.

Sobre la actualidad de la Escuela y el avance de los chicos, Cristian señaló: “Los Alumnos están cada vez más amplios en conocimiento y en dedicación, esto repercute mucho en ellos y también en nosotros como profesores, porque implica tener más tiempo y pulir cuestiones musicales, y en este año se está haciendo ahínco para que los alumnos crezcan y tengan un espacio, un lugar y se puedan desenvolver abiertamente cuando salgan a tocar en otros lugares y tengan los conocimientos necesarios para defenderse”.

El profesor contó qué es el “lenguaje musical” y cuál es el objetivo de la materia: “Hace de despertar el oído de la persona y cómo encarar distintas cuestiones de desenvolvimiento a la hora de abordar un tema en común, cómo saber compaginar con el otro escuchándolo para que salga en armonía”.

“El lenguaje musical hace que los alumnos sientan la música y que la escuchen verdaderamente, porque si no es como tocar en el aire; es como leer y no interpretar lo que estás leyendo como para ejemplificar. Por eso, como profesores hacemos tanto hincapié en esto, ya que allana el camino y cuando el chico sabe interpretar, nosotros sólo tenemos que trabajar en los detalles técnicos”, continuó.

En esta materia de la Escuela de Música pasan todos los alumnos con los distintos instrumentos, ya que como afirmó Cristian Biolatto, todos necesitan las mismas armas sino la interpretación queda en lo básico. “Una vez mi primer profesor de Saxo, que también era multi instrumentista, me dijo que si quería seguir avanzando iba a tener que estudiar  un montón de audio y yo le pregunté cómo y si iba a tener que dejar de hacer horas con el instrumento. A mí me parecía que era algo erróneo y después, a través de los años y habiendo seguido el mismo camino que él, era verdad lo que me decía. Yo podía tocar horas y horas pero  no iba a mejorar hasta que no mejorar lo otro, que era escuchar, interpretar con otras características las distintas melodías a encarar y tener otros conocimientos de armonías para poder tener otra precisión y otra diferenciación. Tener calidad de sonido y calidad de ejecución”, afirmó.

Con respecto a las audiciones, que se llevarán a cabo durante esta semana, el profesor señaló: “Además de mostrar todo lo aprendido, vamos a exigir su potencial para que puedan dar todo lo que tenga sin asustarse ya que todos nos podemos equivocar y lo tomamos como una herramienta de aprendizaje”.