En la última jornada laboral del 2017, la gran familia municipal brindó por el año que se fue y por un 2018 más prospero, cargado de sueños y proyectos que cumplir.

Cerca del mediodía, en el aula de la Oficina de Empleo, todos los empleados disfrutaron de un lunch en donde compartieron anécdotas y charlas distendidas.

Luego, se realizó el brindis oficial, levantado las copas por los logros obtenidos, que son nada más y nada menos, las obras realizadas, los trabajos hechos en cada día, las atenciones diarias y todo lo que conlleva a prestar los servicios municipales, tratando siempre, de mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.