En la noche de ayer, jueves 9 de Marzo, se realizó la apertura de las sesiones 2017 del Honorable Concejo Municipal de El Trébol.

En la oportunidad estuvieron presentes el Intendente Fernando Almada, miembros del Gabinete Municipal, los seis Concejales, representantes de instituciones locales y público en general.

En el inicio, Natalia Sánchez como Presidenta del Concejo, tomó la palabra e invitó a Almada a izar la bandera.

El Intendente izó la insignia patria y luego tomó la palabra dando la bienvenida y hablando del año que pasó y también refiriéndose a la situación del municipio y del país, de las obras que se están ejecutando y de los nuevos proyectos que afrontarán, entre otros temas.

“Un nuevo período de sesiones ordinarias en el Concejo Municipal y reiteramos siempre el mismo concepto porque nos parece importante revalidar el concepto de democracia. Desde el año ’83 hasta acá, han pasado muchos años y hay generaciones de jóvenes y no tan jóvenes que no han vivido lo que fue la Dictadura. Nos parece que eso es un valor y que hay que resaltarlo, sobre todo por los momentos que nos tocan vivir. La democracia a nivel local, provincial y nacional atraviesa diferentes circunstancias. Hoy en el país vivimos momentos que tienen cierta complejidad, principalmente para la clase trabajadora, la clase asalariada y con menos capacidad. Pero me parece que es importante reafirmar este concepto democrático porque la propia gente es quien tiene en su poder la decisión de ir eligiendo los gobiernos que quiere que la conduzcan”, comenzó explicando la máxima autoridad.

“Lo que hay que destacar es que cerramos un año 2016 otra vez con un ejercicio superavitario, de casi seis millones de pesos. Exactamente, $5.983.000, lo cual indica que esta cuestión no es una casualidad, sino un proceso que deriva de una decisión y un criterio de trabajo económico y administrativo. Toda esa inversión, alrededor de 8 o 9 millones que mensualmente el municipio vuelca en el comercio, en el servicio y en la actividad económica local, genera un circuito virtuoso, ya que genera mano de obra y esa persona que tiene su sueldo y su haber, lo invierte después en el consumo, el mercado y el comercio. Ahí se produce un círculo virtuoso de la economía”, fueron las palabras del intendente.

En relación a lo concretado y por concretar en la ciudad en materia de importantes obras y acontecimientos, el mandatario local se explayó: “Durante el 2016 hubieron hechos y acciones importantes, no solo en cuanto a lo visible que es la obra pública o el servicio sino también una fuerte apuesta al trabajo más silencioso que es a través de la integración, inclusión, formación, participación y capacitación de la gente de El Trébol a través de los distintos espacios que se abren desde el Municipio”.

Continuando con el balance Almada puntualizó: “Este año fue muy particular, los sucesos climáticos de principios de año nos hicieron tener que volcar una buena parte del presupuesto en solucionar los inconvenientes que trajo el temporal, sobre todo en arreglo de calles y caminos rurales. Además se trabajó en conjunto con otras ciudades, distritos y provincias para hacer trabajos en común que no perjudiquen a otros y que traigan soluciones en cuanto a lo hídrico. También se avanzó mucho con la importante obra de desagües de Av. Libertad que traerá una solución definitiva a la problemática histórica de anegamientos en la zona”.

En cuanto a lo próximo el intendente hizo referencia a la concreción y recuperación total del Bv. Eva Perón, el monumento a los trabajadores, la puesta en funcionamiento del Hogar Arco Iris, la finalización y puesta en marcha del Jardín Maternal, entre tantas otras en las que ya se trabaja y se continuará trabajando para el bienestar de la ciudad. Todas ellas acarrean grandes inversiones municipales a las que el mandatario hizo referencia para tomar dimensión de estas acciones y del buen funcionamiento económico que tuvo y tiene el municipio porque de otra forma no sería posible sostenerlas.

Sobre el final Almada se tomo un momento para referirse a dos preocupantes situaciones sobre programas que tenían sustento nacional y que ya no lo van a tener trayendo consecuencias importantes para la ciudadanía. Estos son el programa de “Médicos comunitarios”, el cual la municipalidad sigue afrontando para no dejar sin profesionales al Centro Integrador Comunitario y el otro es el programa “Remediar” que deja de brindar medicación gratuita que antes llegaba al hospital y a los distintos centros de salud para entregar a personas de bajos recursos. Habló de un año muy difícil que habrá que afrontar y pidió a la gente que reflexione, sobre todo en un año electoral, sobre qué proyecto de ciudad quieren tener.