Dos interesantes cursos de capacitación que se dictan en la Oficina de Empleo local llegaron a su fin.

Se trata de “Manicuría” y “Decoración de Tortas”, los cuales se desarrollaron durante tres meses y contaron con una muy buena convocatoria.

Gisela Tissera, Coordinadora de los cursos, manifestó: “Culminan después de tres meses de trabajo. La verdad que muy contentos porque hemos tenido una muy buena concurrencia. Para cerrar, lo que hicimos fue una charla, con un diagnóstico y una especie de conclusión para conocer que experiencia tuvieron las chicas, que les parece que hay que mejorar y que no. Felices también porque a ellas se las ve contentas y con ganas de seguir, que eso es lo más importante”.

Existe la posibilidad de volver a dictar los mismos cursos en la segunda mitad del año y en relación a ello, señaló: “La idea es poder continuar en el próximo semestre porque ambos cursos, tanto Manicuría como Decoración de Tortas, quedó mucha gente afuera. Son cursos muy demandantes. Por eso, analizaremos el hecho de poder volver a hacer un nuevo curso de los dos, no sé si ahora enseguida, pero quizás en septiembre u octubre”.

Palabra de capacitadoras

Camila Spurio es la profe que tuvo a cargo el curso de Manicuría y expresó: “La experiencia me encantó. Las chicas trabajaron muchísimo, aprendieron a hacer manicuría y sobretodo ‘Art Nice’, que es decoración de uñas. Estuvieron mucho decorando y recién ahora al finalizar podemos ver bien los cambios y que aprendieron muchísimo. Chicas que por ahí no tenían idea de cómo hacer una manicuría y ahora saben decorar perfecto. Estoy muy contenta con los resultados”.

En continuado, agregó: “En este cierre final, las chicas me entregaron todos sus trabajos. Les pedí un uñero completo con dibujos para que cada una presente para yo ver el progreso de cada una de ellas y en ese uñero cada una demuestra lo que aprendió, sin ninguna ayuda de nadie”.

Por su parte, Viviana Aresse estuvo al frente del curso de Decoración de Tortas y sostuvo: “Fueron dos meses arduos de trabajo, con un grupo grande que lo dividimos en dos para que puedan trabajar mejor, sino iba a ser muy difícil trabajar tantas personas juntas. Por ahí nos faltó un poquito más de práctica, de tiempo, por lo que tuvimos que dar los conocimientos básicos para que se pudieran defender ellas en sus casas. Y ya hubo muchas sorpresas, porque hubo comuniones y confirmaciones y hasta han trabajado más que yo las chicas (risas). Para el Día del Trabajador hicimos más de 300 muffins. Fue una muy linda experiencia y a todas nos gustó”.

Para cerrar y acerca de los conocimientos adquiridos por las chicas en el curso, la profe dijo: “Aprendieron lo básico, como ser un bizcochuelo, una torta de manteca y la receta de los muffins. Y también hicimos una masa de levadura, que fue un extra, económica y que puede servir para muchas cosas, como roscas, rosquillas y panes, entre otras. Después, continuamos con el corte, rellenado y decorado de una torta simple, luego hicimos con baño de chocolate y por último forrado de torta y decorado”.