Desde la Secretaría de Servicios Públicos se continúa trabajando en el control de los desagües pluviales urbanos y suburbanos, manteniendo su limpieza para la correcta y rápida salida de agua en los días de lluvia.

La rapidez con la que escurren las mismas es un indicador de que el funcionamiento sigue siendo normal. Mientras se producen las precipitaciones es lógico que algunas calles lleven gran caudal de agua, pero gracias a los trabajos que se han realizado, esos inconvenientes se van minimizando.