El Jardín Maternal es prácticamente una realidad en la ciudad. A pocas semanas de finalizar la construcción edilicia, el Intendente Fernando Almada habló sobre la obra y los beneficios que esta traerá.

“Estamos prácticamente en la etapa final, más allá que todavía faltan detalles y terminaciones. La verdad que cuando uno va viendo la estructura pintada, con la funcionalidad que va a tener, realmente no dejamos de asombrarnos”, comenzó relatando la máxima autoridad municipal.

El jardín va a cumplir una función muy importante que es la de brindar contención a chiquitos de 45 días a tres años, cuyos padres tengan que trabajar o no puedan estar al cuidado de ellos en forma permanente. “Por supuesto va a haber una clara reglamentación al momento que empiece a funcionar, es más que importante esta obra ya que hoy en día tanto el hombre como la mujer cumplen actividades iguales a nivel social, laboral y familiar”, afirmó Almada.

El funcionario local también hizo referencia a la importante inversión y al valor que tiene para la ciudad: “Estamos hablando de una obra de más de 7 millones de pesos, que produce mano de obra e inversión en la localidad, con el movimiento económico que conlleva”.

Otro punto importante que la autoridad destacó es el valor urbanístico que le da a la zona: “Han empezado a llegar los servicios como cordón cuneta, estabilizado granular, es decir, todo lo que significa el progreso que se está trayendo para esta zona”.

El representante ejecutivo de El Trébol manifestó su felicidad de ver concretadas las características y la calidad del lugar y al mismo tiempo, las expectativas de ir terminándolo en las primeras semanas de este año.

“Tenemos una etapa posterior a la terminación de la estructura edilicia que es la parte de equipamiento. Estimamos que llevará hasta mitad de año, dependiendo de la posibilidad de incorporar todos los elementos y el mobiliario necesario”, cerró el Intendente Fernando Almada.