El Anfiteatro Ecológico fue el escenario de una multitudinaria Fiesta de la Danza.

Pasado el mediodía, la comunidad se fue acercando al Ecológico para disfrutar de la propuesta artística y al mismo tiempo, de la cálida temperatura y el sol de la jornada.

Una gran cantidad de grupos de danza de la ciudad y la región fueron protagonistas de una tarde increíble que tuvo diversidad de danzas y de edades, con niños muy pequeños y adultos divirtiéndose en el arte de bailar.

Academia Henry Martín a cargo de Gisela Márquíz, Fortaleza Ritmos de Macarena Ledesma, Carpe Diem de Las Rosas de Agustina Parecci, Zumba con Agus de Buona Vita Fitnnes Club Ballet El Trébol y Asociación Civil Kumelem, desplegaron sus talentos.

Con el mate de por medio, una multitud copó el anfiteatro y los alrededores, observó las distintas presentaciones que tuvieron color, producción, alegría y mucho ritmo. Además, los más pequeños tuvieron un sector para los más chicos en donde pudieron pintar y colorear.