En la época estival, las constantes lluvias y el calor generan que la vegetación crezca desmedidamente y con mayor rapidez y en consecuencia, si no se mantiene, surgen complicaciones por la aparición de insectos y otro tipo de alimañas.

En el último tiempo, el principal problema se manifestó  en los terrenos o espacios baldíos privados que lindan con propiedades habitadas, y deben sufrir el descuido de sus vecinos.

La Jueza de Faltas Municipal, Dra. Yakelina Yakas, habló de esta situación y explicó la reglamentación vigente, datallada a través de la Ordenanza Nº 482 que dice todo propietario tiene la obligación de mantener en condiciones de salubridad e higiene de espacio privado.

“La Ordenanza establece que, a través del municipio, los inspectores realicen un relevamiento de los terrenos y en caso de no cumplir con dichas condiciones, procedan a labrar un acta. También, aquellos vecinos que se encuentren perjudicados por tener un terreno lindante en malas condiciones, pueden acercarse al Juzgado de Faltas y realizar el reclamo correspondiente”, comenzó manifestando.

“Rápidamente, se procede a realizar una intimación, con un plazo de cinco días desde que se notifica para que la persona propietaria del terreno lo limpie. Caso contrario, si no lo hace pasados esos cinco días, se le labra el acta respectiva. Es una multa. Se la intima por cédula, se le da un plazo de diez días para ofrecer el descargo correspondiente y si no lo hace, pasados los diez días, se dicta una resolución firme, imponiendo el importe de la multa”, agregó la responsable del Juzgado. 

Allanamiento

“Si luego de todas las intimaciones y el labrado de actas, más el dictado de la resolución, la persona no lo limpia, en caso de ser necesario como indica el código, se pedirá al Juzgado de Circuito una orden de allanamiento, previo a cumplimentar todos los pasos que establece la Ordenanza”, remarcó Yakas.

“La orden de allanamiento se pide si es un lugar privado, cercado o un domicilio particular. Si es un baldío que está abierto, el municipio procede a efectuar directamente las tareas de limpieza”, concluyó.

Es necesario que la comunidad tome conciencia y evite llegar a estos largos procesos, no sólo por los tiempos y los costos, sino por el bien de los vecinos que deben convivir con molestias.