Un nuevo mural se realizó en El Trébol, pero esta vez no se estampó en la ciudad, sino en la zona rural, más precisamente en las instalaciones de la Escuela Campo Riberi.

Allí, en la jornada del jueves, desde la Dirección de Juventud y Participación Ciudadana se trabajó en conjunto con los alumnos, las docentes y las familias esa institución educativa y también con la Escuela Campo Ghiano.

Claudia Arévalo fue quien guío los trabajos y entre todos lograron poner color al lugar y dejar mensajes positivos para los niños y también enseñanzas para los adultos.

El proyecto surgió en el aula cuando se trabaja el tema de normas viales y el respeto a las mismas. Al ver la cantidad de vehículos que circulan en las cercanías del establecimiento, muchas veces a gran velocidad, se pensó en hacer una actividad de concientización.

“Ellos estuvieron trabajando el tema con los chicos y en base a la problemática la idea fue reflejar  en el mural una frase que fuera un mensaje para los que pasan por el lugar, para que respeten la velocidad máxima, sobre todo porque hay niños que están jugando o ingresando o saliendo de la escuela”, explicó Jesica Ledesma, directora de Juventud y Participación Ciudadana.

De esto modo, en uno de los murales se escribió la leyenda: “Menos velocidad, mayor seguridad”.

Más allá de la actividad en sí, la joven política habló de la gran experiencia vivida: “Fue un día hermoso, compartimos toda la mañana hasta las primeras horas de la tarde. Estuvimos pintando pero lo más importante es haber pasado tiempo con los niños, las familias y docentes. Los chicos  estuvieron muy felices y eso es lo que a nosotros nos llena de satisfacción, por haber logrado el objetivo y por supuesto, que proyectamos el poder seguir haciendo actividades en conjunto”.