Como no ser orgullo de la ciudad. Como no ponerlos a ellos en un lugar destacadísimo en el deporte local. Como no reconocer el trabajo que han hecho antes y durante este fin de semana. Como no reconocer la trayectoria arriba de una moto. Como no resaltar su dedicación y su amor por este deporte.

Los pilotos de El Trébol –Emanuel, Emiliano, Gabriel, Luciano y Marcos- pusieron en alto al deporte motor exponiendo su andar y fueron sin dudas, los protagonistas del evento.

A lo largo y a lo ancho del circuito, se podía observar a la gente de esta ciudad, algunos más entendidos y fieles seguidores de la categoría y muchos otros, conociendo y apoyando lo nuestro; todos preguntando y diciendo en esta corre “Markitos”, en la otra “Gaby”, en esta “Ema”, ahora le toca a “Chila” o a “Lucho”.

Después de 19 años, una multitud acompañó la vuelta del CAM y esa misma multitud los acompañó a los 5 incondicionalmente vuelta a vuelta.

El resultado deja de importar cuando se deja todo en la pista, cuando la entrega es total, cuando el corazón guía cada maniobra, cada andar, cada caída, cada sobrepaso, cada momento. No hay dudas que así fue y que así lo vivieron. Tenemos las certeza que El Trébol en la pista estuvo muy bien representado, porque se hizo con el cuerpo y con el corazón.

Por eso, a nuestros pilotos les decimos: “Sigan escribiendo esta linda historia, continúen dejando su huella en cada circuito, persigan su felicidad arriba y debajo de la moto y antes que nada, GRACIAS, por representarnos y por hacernos sentir tanto orgullo por lo nuestro”