Efluentes industriales.

Mucho se habló del tema de los olores y humo en la ciudad. No se puede negar la problemática, muy por el contrario, se asume y se trabaja desde hace mucho tiempo en la mitigación de los mismos.

Desde la creación de la Dirección de Producción y Desarrollo Ambiental se ha avanzado muchísimo en la mejora del ecosistema que nos rodea y a medida que pasa el tiempo, cada proyecto que apunta a sustentar el medio y a disminuir la contaminación se consolidad.

Cuestiones tan profundas y delicadas, que están en la agenda internacional y que son problemas que traspasan las esferas sociales y políticas, no deben abordarse sin conocimiento de causa porque pueden generar confusión y desinformación en la población.

Por este motivo, es importante conocer el trabajo que se hace desde el municipio y principalmente desde el área especializado. Lorena Rivero directora de la misma, habló al respecto: “Venimos trabajando con el tema de la erradicación de los depósitos de basura a cielo abierto, con la planta de tratamiento y sobre todo, con la cuestión de los olores sabiendo y teniendo en cuenta las altas temperaturas del verano”.

En la época estival la emanación de olores se acrecienta y antes esto, según detalló la funcionaria, “meses atrás, conociendo los problemas que se podían ocasionar, se realizaron las denuncias correspondientes sobre algunos emprendimientos que no están habilitados y que no pueden funcionar dentro del radio de la ciudad”.

Simultáneamente, con respecto a las otras fuentes que emanan olor, como es la empresa láctea Williner, desde el municipio se siguió trabajando, como desde hace dos años, monitoreado la labor bacteriológica en las lagunas.

“El pasado lunes  16 de enero, nos reunimos con representantes de la empresa – Ing. Luis Medina, la jefa de planta local Valeria Crestani y la Ing. Ambiental M. Julia Ramb-  para desarrollar un nuevo plan de acción, con mejoras en la calidad de bacterias y un nuevo sistema que incorporarán en El Trébol”, detalló Rivero.

Es importante destacar que la empresa se comprometió a colocar una cortina forestal sumando medidas para contrarrestar los olores.

En el mismo día, la funcionaria junto a la Ing. Ambiental Maria Lina Pagliano, se reunieron con el secretario de Gestión de Calidad Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia, Hugo Montenegro. “Estuvo en la ciudad por un pedido netamente nuestro para agilizar y ver lo que se puede hacer rápidamente. Hay que tener en cuenta que todos los expedientes de denuncia tienen que pasar el proceso legal para llegar a una sanción o decisión por parte de la Provincia”, sostuvo la miembro del Gabinete.

El funcionario provincial, con quien se trabaja conjuntamente para solucionar la problemática, senaló que realizará las intervenciones necesitarías para mitigar los olores que producen los diferentes focos potenciales ubicados al este de la ciudad.

“El vecino tiene que saber que estamos trabajando y nos estamos ocupando. Estos son procesos largos, son a mediano y largo plazo, por eso hoy por hoy, tengo que decir y cómo fundamentar todo el trabajo que se hizo desde el municipio”, sentenció Lorena Rivero.