ORDENANZA  N° 214

VISTO:

La necesidad de controlar la contaminación ambiental que se produce a raíz de nuevos productos que originan desechos tóxicos, de efectos nocivos par la salud de la población; y

CONSIDERANDO:

Que entre los distintos residuos que es necesario controlar, surge como importante y prioritario el destino a dar a las pilas en general, especialmente las llamadas pilas-botón, que, arrojadas en un basural, revientan al cabo de un lapso cercano a los dos años, liberando sus compuestos que finalmente se infiltran hasta las aguas subterráneas, contaminando más de 600.000 litros de agua por pila, al transformarse el mercurio suelto en metil-mercurio, y en orden decreciente pero también importante las demás pilas comunes de carbón y cinc, u óxido de plata;

Que una vez liberado el metil-mercurio es imposible de eliminar de los ecosistemas e ingresa a las cadenas alimentarias, llegando al organismo humano y causando daños;

Que teniendo en cuenta la composición de estos elementos, los mismos están comprendidos en la definición de residuos peligrosos de la Ley 24051 (Nación) en su Art. 2°: “será considerado peligroso, a los efectos de esta Ley, todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos, contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general…”;

Que no existiendo actualmente una técnica o método específico para el destino final de estos elementos, sería conveniente disponerlos adecuadamente y con un manejo diferente del que se da a los residuos domiciliarios;

Por todo ello, el Honorable Concejo Municipal de El Trébol, en uso de las atribuciones que le confiere la Ley Orgánica de Municipalidades N° 2756 y su propio Reglamento Interno, sanciona la siguiente

O R D E N A N Z A

ARTICULO 1°.-  Dispónese la obligatoriedad de parte de los consumidores de pilas, baterías y termómetros de mercurio, de separar los mismos de los residuos habituales, depositándolos en recipientes especiales preestablecidos el efecto.-

ARTICULO 2°.-        Dispóngase por la Secretaría de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad, la colocación de contenedores en distintos puntos estratégicos de la ciudad, que faciliten a los vecinos la colocación de las pilas usadas, con una capacidad de aproximadamente diez (10) litros y construidos con material resistente a los golpes, abrasión y corrosión, munido de su tapa correspondiente.-

ARTICULO 3°.-        El Departamento Ejecutivo Municipal establecerá los lugares en que deberán ser colocados los contenedores citados en el Art.2°.-

ARTICULO 4°.-        Con determinada frecuencia que le dará el volumen acumulado, se mandarán retirar los contenedores menores que serán trasladados a contenedores mayores de una capacidad aproximada a los doscientos (200) litros, que deberán también ser construidos en material resistente a la abrasión y a la corrosión y con tapa hermética que impida la entrada de agua de lluvia u otros elementos en caso de hallarse a la intemperie y que serán colocados en un predio de propiedad municipal, cercado y señalizado, donde no se permitirá el acceso a particulares o personas no habilitadas al efecto.-

ARTICULO 5°.-        Deberá alertarse especialmente al personal municipal interviniente en la operatoria, de modo que se ejecuten las tareas con el debido cuidado y no se produzcan pérdidas o derrame de los elementos transportados, que puedan entran en contacto con el ambiente.-

ARTICULO 6°.-        Conforme al desarrollo del operativo, el Departamento Ejecutivo Municipal podrá contemplar la conveniencia de instalar en el futuro contenedores de distintos colores para cada tipo de pila u elemento peligroso, a los fines de su mejor clasificación.-

ARTICULO 7°.-        Efectúese una intensa campaña de concientización por intermedio de afiches, medios de difusión locales, escuelas, agrupaciones ecológicas, centro de estudiantes, instituciones de servicio y toda otra que pueda prestar su colaboración para informar a los usuarios del peligro que representa el descarte indiscriminado de estos elementos y de la conveniencia de cumplimentar lo dispuesto en esta Ordenanza.-

ARTICULO 8°.-        Las infracciones a la presente Ordenanza, serán penadas con multas del equivalente a cincuenta (50) hasta quinientos (500) litros de nafta común al momento de su pago y serán aplicadas conforme la importancia y notoria contaminación ambiental que represente la infracción. Durante el período de información que establecerá el Departamento Ejecutivo Municipal en su Reglamentación, no será de aplicación este artículo.-

ARTICULO 9°.-        Derógase toda Ordenanza o disposición que se oponga al cumplimiento de la presente.-

ARTICULO 10°.-Promúlguese, Comuníquese, Publíquese, dése al Registro Municipal.-

Dada en la Sala de Sesiones del Honorable Concejo Municipal de la ciudad de El Trébol, Departamento San Martín, Provincia de Santa Fe, a los veintiún días del mes de octubre del año mil novecientos noventa y tres.-

2