Desde hace un largo tiempo, el Gobierno de la ciudad viene trabajando y proyectando un sistema de desagües pluviales que se adecue a las nuevas necesidades producidas por las constantes precipitaciones como consecuencia del cambio climático.

Santa Fe es una de las provincias más afectadas por las inundaciones, y muchas ciudades del departamento sufrieron inundaciones en las zonas urbanas. Más allá de algunos pequeños inconvenientes puntuales, El Trébol ha sobrellevado la situación sin mayores inconvenientes.

Claro, esto no es cuestión de suerte, sino de un arduo trabajo y de un proyecto sutilmente planificado. Tras comenzar a realizarse los desagües de Av. Libertad entre Bv. Eva Perón y Elisa Damiano, muy cerca, en la intersección de Av. Libertad y Malvinas Argentinas, se modificó el sistema de captación de agua.

En el lugar se trabajó en la ampliación de la captación y también en la apertura de desagües para que el agua no se acumule. “Apuntamos a mejorar la captación en un sector que en los días de lluvia se acumula mucha agua, esperamos que a partir de ahora, escurra con mayor fluidez”, explicó al respecto el secretario de Servicios Públicos Gilberto Bonelli.

En lo próximo, en dicho sector se avanzará con el recambio de paños de hormigón y en la instalación de rejillas centrales y otros desagües.