Durante este primer mes de enero y primeros días de febrero, se lleva realizan diversos trabajos en el Museo Municipal para dejarlo en optimas condiciones antes de la apertura del ciclo 2017.

Este edificio, uno de los más antiguos de la ciudad, presentaba algunos  problemas de humedad descendente, es decir, filtraciones en los techos y hundimiento en parte de los pisos.

También, como todos los años de ejecutará el pintado interior en las distintas salas del museo.

Además, se está analizando posible construcción de un nuevo depósito en donde de dispondrá todo el material museográfico para poder restaurar y acondicionar las dos salas más añejas que hoy cumplen con esa función.