Tiempo atrás, un proyecto innovador para la ciudad, el “BICIC” surgió en el Centro Integrador Comunitario al escuchar y observar la demanda de la comunidad.

Ciudadanos que debían desplazarse al centro u otras zonas lejanas a trabajar o realizar trámites y otros tipos demandados no tenían como llegar más que caminando y las distancias complicaban la situación.

La necesidad era un hecho y mediante el grupo de jóvenes en situación de riesgo y vulnerabilidad social que trabaja en el CIC comenzaron a llevar adelante el proyecto, a refaccionar bicicletas, a tomar partes de una y otra y dejar lista un cómodo vehículo.

La puesta en funcionamiento fue un gran acierto y la comunidad adoptó este nuevo medio de transporte, pidiendo los rodados y devolviéndolos al final del día.

Ahora, tras la demanda, se comenzaron a construir nuevas unidades que estarán al servicio de la ciudadanía y seguramente, en otros lugares de la ciudad para poder asistir la demanda en las distintas zonas.

“Estuvimos trabajando y viendo en destinas a dos o tres chicos, de los que estuvieron trabajando el año pasado y que sabían  mucho de esto, para que hagan más bicicletas. Estamos refaccionando  las que tenemos porque se usaron muchísimo en el año”, sostuvieron desde el CIC.