Tras el temporal de lluvia que lleva algo más de 10, el Certamen Argentino de Motociclismo deberá esperar para correrse nuevamente en la ciudad.

Con gran alegría a principio de año se conoció la noticia que el CAM volvería al Circuito “San Pablo” tras el éxito del 2017, pero el clima conspiró y todas las ilusiones y el enorme trabajo que se realizó, quedaron opacados por las lluvias.

Desde la organización se hicieron todos los esfuerzos pero contra la naturaleza nada se puede hacer.

El Circuito, a pesar de la enorme cantidad de milímetros registrado estaba en condiciones, sólo hacía falta que salga el sol por lo menos en la jornada de hoy, jueves, para que secará y se pudieran ultimar los detalles.

Eso no ocurrió, y en una acertada decisión, por respeto a todos los actores del Certamen, tanto pilotos, equipos y público, se decidió suspender la fecha suplente y de este modo, evitar que las personas viajen en vano.

Más allá de la tristeza por no poder disfrutar en El Trébol de este gran evento deportivo, queda la sensación que el trabajo estuvo y los esfuerzos se hicieron y que sólo falló lo que no está al alcance de las personas, el CLIMA.