UNA MARAVILLA – Con el Cervantes a pleno, la gala de Fiesta de Arte brilló

La Gala Internacional de Fiesta de Arte fue extraordinaria. Brilló y mostró ese material cultural de la humanidad que no se ve pero que se siente en el alma y queda en la memoria por siempre.

En la noche del viernes, se llevó a cabo la tradicional velada que muestra el esplendor de los grupos internacionales y todo su potencial.

El Teatro Cervantes lució totalmente colmado y la noche tuvo momentos de brillo supremo.

Todos los artistas entraron con sus banderas y fueron ovacionados por el público y bienvenidos por las autoridades presentes.

Minutos más tarde los telones se descubrieron y Ballet El Trébol, el anfitrión, con un malambo que hizo parar al público del recinto y estallar la ovación.

Luego fue el turno de “Chamal” que llegó desde Chile y mostró danzas del archipiélago de Chiloe con músicos en vivo y un vestuario típico de la región.

Ballet El Trébol volvió al escenario con el Grupo Infantil “jugando” un “Gato” cordobez y un hermoso cuadro de tango.

Folk, Song and Dance Ensemble Lublin de Polonia deslumbró con sus cantos mientras danzan sobre el escenario, con la más fina perfección. Sonaron poderosos y dulces a la vez. Los ritmos alegres contagiaron al público que volvió a pararse y aplaudir el cierre tras la interpretación de “Kilómetro 11”, en castellano.

Por su parte, Amapola de Costa Rica mostró al grupo de Adultos Mayores y lo que es capaz de realizar. El grupo, que ya tiene 4 años de historia, realizó la danza del Oro Verde y un “Swing Criollo” al grito de “Pura vida”.

En el medio, el Coro polifónico Municipal y el Grupo Coral de Las Parejas interpretaron maravillosas canciones y se fusionaron casi sobre el final para hacer el tango “Uno”.

El cierre, tras tres horas de puro folklore internacional, fue con La Parrandera de Costa Rica que contagió con melodías dulces y puro ritmo del Caribe.

Las palabras no alcanzan para describir lo vivido en la velada de gala de Fiesta de Arte en la ciudad.