ASSAL – Recomendaciones frente a situaciones de intensas lluvias y anegamiento

La Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (ASSAL) realiza recomendaciones frente a situaciones de intensas lluvias y anegamientos que se dan con más frecuencia frente a los fenómenos meteorológicos y que producen contaminación de las fuentes de agua y alimentos.

Si bien en El Trébol estas situaciones son aisladas y en cada lluvia el agua sale de la ciudad con rapidez, es necesario estar atentos y evitar problemas de salud mayores.

Seguridad del agua

  • El agua para consumo humano (beber, cocinar, bañarse) debe ser segura, esto es limpia y no contaminada. Se considera agua segura:
  • Agua de red, agua de la canilla
  • Potabilización con Cloro / lavandina agregar 2 gotas de lavandina concentrada por litro de agua, tapar el recipiente y dejar reposar 30 minutos antes de usarla
  • Potabilización por hervido: poner el agua al fuego hasta que suelte burbujas, dejar que hierva entre 2 y 3 minutos y luego enfriar sin destaparla, si se va a pasar a otro recipiente lavarlo previamente con agua segura.
  • Potabilización con uso de pastillas con agua aparentemente limpia colocar 1 pastilla por cada 3 litros de agua, dejar reposar
  • Usar agua embotellada o envasar agua (lavado previo del envase con agua segura) de cisternas o tanques oficiales
  • Lavado de manos: hay que lavarse las manos frecuentemente con agua segura y jabón, si no se dispone de estos elementos puede usarse alcohol gel, que no reemplaza al lavado.
  • Se deben lavar las manos antes de preparar y/o ingerir alimentos, después de usar el baño, después de haber cambiado pañales o limpiado a un niño que ha usado baño, antes y después de administrar cuidados a una persona enferma, después de introducir los dedos en la nariz, toser o estornudar, después de tocar basura o desechos de animales.

Seguridad de los alimentos

  • Desechar los alimentos que: Hayan podido estar en contacto con el agua de inundación; tengan olor, color o textura anormales; sean perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las sobras); hayan perdido las temperaturas de refrigeración (temperaturas mayores a 5°C), por 2 horas o más; y todos los enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o hinchados.
  • Lavar completamente con agua caliente y jabón las ollas de metal, platos de cerámica y utensilios que hayan tenido contacto con aguas de inundación. Desinfectarlos hirviéndolos en agua segura o sumergiéndolos en una solución desinfectante, respetando la concentración y tiempos de actuación indicados en el rótulo del desinfectante. Dejar secar antes de volver a utilizarlos.
  • Se recomienda desechar aquellos utensilios y artículos de uso doméstico tales como: recipientes plásticos, mamaderas o chupetes de bebés, que hubieran entrado en contacto con las aguas de inundación, y que debido a sus componentes no puedan someterse a los tratamientos de desinfección detallados anteriormente.

Prevención de enfermedades

Las inundaciones y las aguas permanentes suponen diversos riesgos. Por eso frente a síntomas como fiebre, diarrea, dolores musculares y accidentes es importante la consulta oportuna.

Prevención de enfermedades diarreicas: utilizar agua segura, lavarse frecuentemente las manos, mantener la lactancia materna, disponer la basura en recipientes bien protegidos.