FERNÁNDEZ Y EL “NOVIEMBRE VIOLETA” – “Todas las actividades que hicimos, fueron sumamente gratificantes”

Durante todo el mes pasado, se llevaron adelante distintas actividades enmarcadas dentro de un programa que se denominó “Noviembre violeta”.

La iniciativa, surgida desde el Área Municipal de la Mujer y concretada en conjunto con la concejal Jesica Ledesma y el Frente de Mujeres Sindicalistas del departamento San Martín, tuvo como objetivo generar conciencia y visibilizar las problemáticas de violencia contra las mujeres.

“Fue pensada en generar acciones a nivel comunitario, para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de las Violencias contra las Mujeres, que fue el 25 de noviembre”, comenzó explicando una de las referentes del Área de la Mujer, Camila Fernández.

“Todas las actividades que hicimos, fueron sumamente gratificantes, sobre todo porque formaron parte de una construcción colectiva, a la cual se sumaron muchas mujeres y muchas personas. Una de ellas fue la grabación de ‘Canción sin miedo’, con muchas mujeres que le pusieron voz a esa canción tan emocionante, como así también los profesores de la Escuela de Música Municipal, quienes le pusieron la melodía”, señaló sobre una de las acciones.

“Después, hubo una gran cantidad de mujeres, niñas, adolescentes, adultas y adultas mayores, que se sumó a la filmación del videoclip en la plaza. La convocatoria fue masiva e hizo que el video de ‘Canción sin miedo’ tenga la llegada a la comunidad que tuvo”, destacó “Cami”.

Pintura de mural en el CIC

“Por otro lado, la pintada del mural en el Centro Integrador Comunitario, por parte de Lisandro Urteaga y su compañera Marlén, enmarcado también en el pedido de justicia por Florencia Gómez. Esta fue también una actividad colectiva, ya que se sumaron muchas personas a la pintada”, puntualizó la profesional.

“No solamente genera un espacio de referencia para todas las mujeres y personas de la comunidad que se acercan al Centro Integrador Comunitario, donde funciona nuestra Área de la Mujer, sino que también visibiliza aún más la lucha de las mujeres por vivir una vida libre de violencias y la situación de muchas mujeres que están en situaciones de violencia, que piden ayudan y que empiezan a construir redes a su alrededor, de otras mujeres y de otras personas, para poder salir de esa violencia”, ahondó.

“El mural quedó plasmado con la intención de poder mostrar la fuerza y la potencia con que las mujeres podemos organizarnos y construir redes para acompañar a otras mujeres y a otras personas en estas situaciones”, añadió la trabajadora social.

Entrega de lazos violetas

“También, estuvimos realizando la entrega de pulseras violetas, bajo el lema ‘Dame la mano: Tocan a una nos tocan a todas’. Recorrimos varios comercios de la localidad y principalmente la parte céntrica de la ciudad, entregando estos lazos violetas como símbolo de ayuda y de poder construir redes en lo cotidiano, en el espacio público, para quienes necesitan ayuda”, remarcó Camila.

Objetivo cumplido

“Todas esas actividades fueron enormemente gratificantes, sobre todo porque el objetivo que teníamos de construir, desde lo colectivo y desde la participación comunitaria, dio sus frutos. Creemos que eso es lo que le da contenido y significado a todo el trabajo diario que hacemos, no solamente desde el Área de la Mujer, sino también Jesica Ledesma desde el concejo y las mujeres sindicalistas desde los espacios que transitan”, manifestó la referente del espacio.

“Creemos que lo colectivo es lo que le da contenido a esa prácticas, porque, como siempre decimos, es necesario el compromiso de toda la ciudadanía, no solamente de las mujeres, sino de todas las personas que habitamos la comunidad de El Trébol, para poder construir acciones, prácticas, vínculos e instituciones libres de violencias y a su vez, seguir construyendo una comunidad equitativa para todos y para todas”, argumentó.

Agradecimientos

“Queremos agradecer a todas las mujeres y a todas las personas que se acercaron a cada una de las actividades, porque todas se sumaron desde el compromiso de hacer algo, de generar prácticas, para construir una vida libre de violencias. Estamos muy agradecidas con esa participación que fue muy buena y gratificante”, concluyó Fernández.