Mario Rosso y el presente del arbolado público

El coordinador de Desarrollo Ambiental habló de lo hecho durante 2019 en materia de arbolado público y dejó en claro cuáles serán los objetivos para este año que se inicia.

“El arbolado público se tiene en cuenta siempre desde un año hasta marzo del año siguiente, por lo que todavía estamos inmersos dentro del ciclo. Nosotros empezamos en mayo, con una poda seca. Se hizo en algunas cuadras programadas y después, el resto, fueron a través de reclamos y pedidos de los vecinos, recibimos entre 400 y 500 durante el primer período”, comenzó señalando Rosso.

“La poda seca la fuimos haciendo desde mayo hasta septiembre. Luego entramos en una poda verde, que va desde fines de septiembre hasta fines de octubre. Es una poda suave, porque la planta ya está brotada. Con esta poda verde, se hicieron alrededor de 250 árboles”, acotó.

“Después de esa poda, nosotros seguimos, desde octubre hasta ahora, con lo que llamamos podas basales, es decir, despeje de la vereda y también sobre cordón cuneta. Realizamos alrededor de 160 árboles ya, más algunos pedidos de EPE y algunos pedidos de vecinos para podar contra los cables cuando hay peligro. Este año nomás, en lo que va del 2020, ya llevamos 80, porque son trabajos rápidos. Y en cuanto a las podas especiales, en las que el árbol está inclinado o hay alguna rama que se pueda caer, también tenemos ese tipo de poda de emergencia, donde por ahí hacemos algunos cortes mayores”, ahondó Mario.

Más trabajos

“Hicimos muchas extracciones de árboles secos. Desde octubre de 2019 hasta ahora, sacamos 101. Estuvimos reponiendo alrededor de 200, pero todavía estamos muy por debajo de lo que tenemos que hacer. El Trébol necesita más cantidad de árboles. Debemos llegar a los dos árboles por persona”, remarcó el ingeniero.

Nueva forestación

“Fueron lugares específicos. Por ejemplo, la zona norte se necesita forestar toda. A continuación de lo que son las vías del ferrocarril, hacen falta un montón de árboles. Se plantaron algunos, entre diez y quince, en la punta, donde está el sector de parrilleros. Después de eso, se dejó y se fueron haciendo por pedidos. Como dije anteriormente, se plantaron entre 200 y 230, todos por pedidos de los vecinos”, puntualizó el funcionario.

“Ahora para el 2020 hay que hacer un nuevo programa, con mayor cantidad de árboles. De todas formas vamos a tener que hacerlo en forma programada, porque en El Trébol hay calles enteras a las que les faltan árboles”, comentó acerca de lo planificado para este año.

Proyecto de ordenanza

“Hace desde el año pasado que venimos elaborando un proyecto de ordenanza nuevo, porque la ordenanza del arbolado público es de los años ’90, modificada de una del ’86. Ahora, hay una ordenanza que está avalada por la ley 13.836, que es la nueva ley provincial del árbol. Es bastante completa, la cual dice las especies que se pueden plantar en el espacio público lineal. Ahí están todas las especies detalladas para veredas angostas, veredas medias y veredas anchas”, explicó el coordinador.

“También, están las relaciones que uno puede tener con los podadores que la EPE manda cada año para hacer las podas de los hilos de media tensión. Esas podas se realizan en el otoño, pero la EPE ya unos meses antes se pone de acuerdo con nosotros para programar los trabajos. Abarca entre 60 y 70 cuadras, dependiendo de cómo estén los árboles. El año pasado, que podó la empresa “Duendes del Jardín”, se hicieron 90 cuadras. Eso nos ayuda mucho. Lógicamente, nosotros tenemos que hacer los controles para que no dejen las ramas colgadas y les den una forma a los árboles”, ahondó.

“A este proyecto de ordenanza lo va a recibir el Concejo, calculo que en el mes de marzo y esperemos que se le dé una pronta y favorable resolución”, finalizó Rosso.