MÁS DERECHOS – El Área de la Mujer se transforma en “Mujeres, Género y Diversidad”

El Área Municipal de la Mujer cambia oficialmente de denominación y desde hoy, 10 de diciembre, se llama Área Municipal de las Mujeres, Género y Diversidad. No es casual que sea el día en que se conmemoran los Derechos Humanos, y menos aún, se resume en un simple cambio de nombre. Va más allá. Es una introspección profunda que apunta a ampliar derechos y a sentar las bases de igualdad y equidad, tan necesarias y que en la actualidad están lejos de ser.

“Una de las formas fundamentales de poder seguir fortaleciendo y construyendo espacios y políticas públicas que garanticen oportunidades y el acceso igualitario a los derechos, es en este caso, ampliar la denominación, principalmente con la idea de la ampliación de los derechos”, comenzó explicando la Lic. Camila Fernández, una de las referentes del área.

A la hora de argumentar los motivos, ahondó: “Es necesario e imperante trabajar con los derechos de las mujeres y de las diversidades frente a toda forma de desigualdad y violencia, para seguir construyendo una sociedad más justa para todos y para todas. Generar políticas públicas para las mujeres, género y diversidades en su conjunto”.

La trabajadora social señaló que “actualmente, todas las luchas que llevan a cabo las mujeres y el colectivo de la diversidad, muestran que están atravesadas por diversas situaciones de violencia, desigualdad y discriminación”; y que por ese motivo, el Estado debe enfocar los esfuerzos y las acciones para promover e implementar políticas que construyan equidad.

“Nos resultó fundamental la modificación de la denominación, que implica impulsar acciones que prevengan y contribuyan a la erradicación de todo tipo de violencias, basadas en las desigualdades de género que afectan a las mujeres al colectivo del LGTBIQ+”, especificó.

El trabajo

“El equipo se va a seguir sensibilizando y capacitando en el abordaje de estas demandas para poder dar una respuesta integral”, anticipó Fernández, quien además reconoció que pretenden expandir las incumbencias, más allá de que las demandas siempre fueron atendidas.

“Nos parecía importante poder empezar a nombrar. Todo aquello que no se nombra, que no se dice, no existe. Entonces nos parece necesario nombrar, ya que el lenguaje es el reflejo de la sociedad. Esto implica que se admiten cambios, que se transforman realidades, como una manera de evolucionar. Por eso apuntamos a generar esa visibilidad de otras realidades”, cerró la profesional.