21.4 C
El Trébol
06 Dic

“Puchi” Gennero ya tiene su calle y su sello eterno en la ciudad

Con un viento fresco llegando desde el sur, y algunas nubes como testigo, el sábado a la tarde, se llevó a cabo una ceremonia muy especial, en la zona norte de la ciudad.

Un grupo de personas, reunidas por un motivo especial en común, revivieron recuerdos y anécdotas.

Y es que, desde el sábado, una cortada de la ciudad, justo frente a la Escuela Paso, se llama, Noemí Gennero.

Noemí Gennero, o “Puchi” Pedrana, fue una mujer de sonrisa enorme y especial, una docente apasionada, una persona luminosa, que supo ser madre de tres grandes personas y esposa de un tipo maravilloso.

El destino, quiso, que “Puchi” fuera leyenda muy joven y que permanezca en la eternidad de quienes la conocieron y fueron testigos de su paso por el mundo.

“Nada queda de la tristeza de su partida porque Puchi era un ser de luz. Su sonrisa era única. Y cuando cierro los ojos, y la escucho, no lloro, no me pongo triste, al contrario; me lleno de luz. Puchi nos impulsó a cumplir nuestros sueños día a día, con su pasión y con su amor”, señaló Natalia Sanchez, intendente de la ciudad, cuando junto a la familia de “Puchi”, descubrieron el cartel que da su nombre a la calle.

Posteriormente, se plantó un roble palustre americano, que seleccionó el Ingeniero Gustavo Magnano. “Era una especie que le gustaba mucho a “Puchi”, señaló con emoción Gustavo, ante el aplauso de los presentes que dio lugar a un puñado de hermosas anécdotas sobre Juan Bautista (Pedrana) y Puchi en su paso por este mundo.